VIH: contagio, síntomas, tratamiento y prevención

 

 

VIH: prevención condones Sico México

 

Existe una enfermedad de transmisión sexual capaz de destruir poco a poco las células de nuestro sistema inmune, haciéndonos propensos a toda clase de infecciones y enfermedades que, con el paso de los años, pueden acabar cobrándose nuestra vida. Y todo esto por un momento de diversión sin protección.

Esta enfermedad es el virus de inmunodeficiencia humana o VIH, y según UNAIDS aproximadamente 37 millones de personas a nivel mundial viven con esta enfermedad [1]. Si eres sexualmente activo es importante que conozcas su contagio y señales, pero especialmente es importante que sepas que hay una opción para disminuir el riesgo de contraer VIH: el uso del condón en cada encuentro sexual.

¿QUÉ ES EL VIH?

El VIH es un virus que daña las células del sistema inmunitario o células T, el encargado de protegernos contra las infecciones. Por lo que, si se contrae la enfermedad se pueden tener graves infecciones, llegando incluso a la muerte.

Se diferencia de otros virus por permanecer latente en nuestro cuerpo, no pudiendo eliminarlo ni siquiera con tratamiento, por lo que, si una persona contrae el VIH, lo tiene de por vida.

El VIH es el causante del SIDA o síndrome de inmunodeficiencia adquirida, condición que aparece cuando el VIH está en su estado más avanzado, por lo que el VIH y el SIDA no significan lo mismo. De hecho, los pacientes con VIH no necesariamente desarrollarán SIDA.

¿CÓMO SE CONTAGIA EL VIH?

El VIH se contagia al entrar en contacto con la sangre, el semen, las secreciones rectales o vaginales o la leche materna de una persona portadora del virus. El virus puede entrar en nuestro cuerpo a través de alguna herida abierta, cortes o mediante nuestras mucosas.

Puedes contagiarte de VIH por:

  • Sexo vaginal o anal con una persona infectada
  • A través de agujas o jeringas infectadas
  • Pincharte con una aguja en la que hay sangre infectada con la enfermedad
  • Tener heridas que pueden estar abiertas y entran en contacto con la sangre, el semen o alguna secreción vaginal que esté infectada con la enfermedad.

 

La forma de transmisión más frecuente es tener sexo sin condón. El VIH no se transmite por la saliva, por lo que la enfermedad no se contagia por un beso, por dar la mano o por usar los mismos cubiertos.

¿CUÁLES SON LOS SÍNTOMAS Y LAS CONSECUENCIAS DEL VIH?

Las personas que se contagian de VIH se sienten bien y sanas durante mucho tiempo. Incluso pueden pasar más de 10 años hasta que la enfermedad muestre síntomas. Si se contrae el VIH se pueden tener algunos síntomas durante las primeras semanas como fiebre, dolor y malestar, debido a que se trata del momento en el que más cantidad del virus entra en el cuerpo. Los síntomas desaparecen en pocas semanas y no se vuelven a manifestar en años.

Una vez se contrae el VIH se puede transmitir a cualquier persona, aunque no se muestre ningún síntoma. El VIH destruye las células del sistema inmunitario encargadas de protegernos contra las infecciones. Con el tiempo, el daño que el VIH causa en el sistema inmunitario, además de hacer al paciente más propenso a gran cantidad de infecciones y enfermedades, puede provocar el SIDA.

Una vez que el VIH comienza a manifestarse, hay señales como pérdida de peso involuntaria o ganglios inflamados.

¿CÓMO SE DIAGNOSTICA EL VIH?

La única manera de saber si una persona tiene VIH es mediante una prueba de sangre. Las pruebas son rápidas e indoloras. Los anticuerpos no aparecen hasta 2 o 3 meses después de haber sido infectado, por ello, hay que esperar ese tiempo para que la prueba sea fiable y reducir así la posibilidad de falsos negativos.

TRATAMIENTO DEL VIH

No existe aún una cura eficaz para el VIH. Sin embargo, con un tratamiento médico adecuado podemos llegar a controlar el virus.

Este tratamiento recibe el nombre de terapia antirretroviral o TARV y ayuda a prolongar la vida de muchas personas afectadas por el VIH; a mantenerlas saludables y reducir las probabilidades de infectar a los demás.

¿CÓMO PREVENIR EL VIH?

Aunque no existe un método 100% efectivo para prevenir el contagio de VIH salvo la abstinencia sexual, si eres sexualmente activo el uso correcto del condón en cada relación sexual, tanto vaginal como anal, es el único método anticonceptivo que ayuda a disminuir el riesgo de contagio.

El preservativo puede ayudar a prevenir las infecciones de transmisión sexual, pero es básico entender cómo usar el condón de forma apropiada  y saber lo que es importante tener en cuenta para que  el condón no se rompa y quedemos expuestos durante el sexo. Otros métodos anticonceptivos, como la píldora, los parches o los espermicidas no pueden ayudar a prevenir el contagio de una ETS.

Además, es esencial que tengas en cuenta que compartir jeringas o realizarte tatuajes y perforaciones en lugares que no cumplan estrictamente las medidas sanitarias, no solo es muy peligroso, sino que puede incrementar la posibilidad de contraer esta y otras enfermedades de transmisión sexual.

Recuerda siempre consultar con un médico si tienes dudas. Y no olvides hablar abierta y honestamente con tu pareja.

 

[1] UNAIDS (2018), 2017 Global HIV Statistics. www.unaids.org/sites/default/files/media_asset/UNAIDS_FactSheet_en.pdf